A nada que haga consigo pequeños resultados

Esto de emprender es una cuestión del día a día. Es sorprendente la enorme satisfacción personal que te aportan los pequeños logros y avances que vas consiguiendo, aunque en vistas de otros no son más que meras expectativas que te estás creando, quizás para justificar la inversión de tiempo y dinero que estás realizando o bien como un mecanismo de defensa para escapar del pesimismo generalizado. No me preocupa. Estoy ante un reto personal al que le estoy poniendo todo lo que tengo, siguiendo las consignas de  grandes emprendedores como Steve Jobs. Esos pequeños avances, tales como ganar un contacto, un cliente potencial que se interesa por lo que haces, una petición de colaboración presente o futura, etc… para mí están siendo un impulso extraordinario para que comience cada día con más empuje. No me engaño, esto es una carrera de fondo y no he conseguido nada, pero sí percibo que estoy dando pequeños pasos en el buen camino, que todos mis círculos cercanos perciben que voy en serio, que soy capaz de conseguirlo. El hecho de que personas que hayan trabajado conmigo anteriormente cuenten con mi idea emprendedora para cerrar futuras colaboraciones me da una tranquilidad y confianza adecuada y consistente para seguir en la lucha. Creo que esta es la primera sensación que debe tener un emprendedor una vez que da el primer paso, el creerte que eres capaz. Tengo mis metas a medio plazo y objetivos a largo muy claros, y salvo pequeñas matizaciones no me estoy desviando de mi rumbo, tengo por tanto las ideas claras.

Otro aspecto importante y que no puedo permitirme olvidar es el aprendizaje diario y continuo que estoy viviendo. Estoy aprendiendo de mí mismo, conociéndome mejor y viéndome en situaciones que antes ni siquiera eran sospechadas por mí. Pero también estoy aprendiendo de los demás, de mi familia, amigos, contactos en Redes Sociales… Leo mucho y comparto mucho, y en ello veo a las Redes Sociales como una herramienta básica, no sólo para el emprendedor, si no para todos, cada uno en su ámbito y según sus intereses. Las posibilidades que nos ofrecen de rapidez y cercanía entre otras son inmensas. Una vez que has pasado la fase de “estrés” usándolas y has aprendido a asimilar la ingente información y a gestionarla con criterio, en pos de la calidad y eficiencia, le sacas muchísimo provecho.

Tampoco me olvido del fracaso, no me obsesiona pero el mero hecho de que es tan posible que se dé como el éxito me obliga a tenerlo en cuenta aunque llegado el caso lo importante no es sólo vivirlo, si no aprender a gestionarlo, y sacar provecho de esa experiencia. Si llega espero estar preparado para volver a levantarme.

Anuncios

Autor: Antonio Guerra

Consultor de #RRHH y Empresas en @talento_local, Conocimiento, Desarrollo, PERSONAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s