La importancia de la Conciliación

Conciliación Familiar
Conciliación Familiar

Sin duda una de las grandes ventajas de emprender es la facilidad con la que te permite conciliar tu vida familiar. Si bien al principio se gestiona bien y se consigue un buen equilibrio, a medida que vas desarrollando tu proyecto y aumenta tu implicación en el mismo, puedes llegar a caer casi sin darte cuenta en una situación parecida o incluso peor a la que tenías cuando trabajabas por cuenta ajena. La “criatura”  que has creado va cogiendo cuerpo y cada vez te pide más tiempo y dedicación, y como por fortuna resulta que lo que estás emprendiendo es lo que realmente te gusta hacer, la cosa se complica mucho más. La horas vuelan deprisa y te das cuenta de que estás cayendo en esa dinámica cuando miras el reloj y ves que tus hijos han salido del colegio hace cinco minutos, tal y como me pasó ayer. Afortunadamente mi oficina está al lado, pero te dices: ¡oh oh!

Es muy importante la planificación de tus tareas desde el principio, y debes estar atento a cualquier indicio o alerta como la que he viví ayer para pararte de nuevo a pensar y reflexionar y buscar soluciones para que no vuelva a pasar. He trabajado muchos años por cuenta ajena y, en muchas fases, de muy larga duración por cierto, he entregado literalmente mi vida. Cierto es que siempre he escuchado aquello de que el que tiene un negocio propio le echa más horas, no tiene fines de semana, vacaciones, etc… Vale, pero me niego a pensar a que tenga que ser así por fuerza. Digo yo que de alguna manera puedes compaginar ambas parcelas. Por eso estoy convencido de que la gestión del tiempo es muy importante, sobre todo cuando depende de ti, y dejarte en la agenda tiempo para los tuyos es crucial para sentirte con una vida plena, ya que de esa manera darás el máximo a los tuyos, y en consecuencia también se lo darás a tu trabajo.

Sé que lo que me pasó ayer no tiene demasiada importancia pero me conozco, cuando me entrego me entrego, de ahí la alarma que ha supuesto para mí y por lo que he decidido escribir este “Post”, para no olvidarme de ello. Sé que en cualquier trabajo, sea ajeno o propio, tiene sus periodos de mayor dedicación y sus puntas según la época y el sector al que te dediques, pero pienso que es clave el no olvidar en ningún momento la parcela privada, con tu pareja, amigos, familia, hijos y por supuesto, contigo mismo. Yo soy mi fábrica, mi maquinaria, y no debo perder de vista que mi “Fuel-Oil” son los míos, el tiempo con los míos,  mis responsabilidades como padre, marido, hermano, amigo e hijo.

Anuncios

Autor: Antonio Guerra

Consultor de #RRHH y Empresas en @talento_local, Conocimiento, Desarrollo, PERSONAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s