La búsqueda de empleo empieza con la Actitud

Desde este espacio agradezco a mi amigo Juan Fernández Olmo, del Bufete Ignacio Fernández en Vélez-Málaga, firma con la que colaboro, la oportunidad de redactarles el artículo que podréis leer a continuación. En el mismo he querido hacer especial hincapié en la actitud que se debe tener para afrontar la búsqueda de empleo en estos tiempos tan complicados. Espero que os resulte de interés.

“Sin duda es el currículum la herramienta fundamental a utilizar en toda estrategia de búsqueda de empleo, sin embargo no es la “materia prima”. En los tiempos que corren, un buen currículum no es ya suficiente para alcanzar al menos una entrevista de trabajo.

La principal clave de un buen currículum es que éste ha de reflejar, entre otras,  no sólo la información académica y profesional de la persona interesada, si no que, en una lectura entre líneas y, en determinados puntos de manera explícita, debe transmitir al reclutador los valores, las competencias y las motivaciones que conforman su personalidad. Por lo tanto, un buen currículum es aquél que transmite la personalidad que hay en el profesional que lo representa, mostrando a las claras que esa persona ha realizado un profundo ejercicio de autorreflexión y autoconocimiento, y que le hacen sentirse plenamente identificado con lo reflejado en el documento. Esto no asegura una entrevista de trabajo, desde luego, pero al menos hace aumentar las probabilidades para ello.

Esa personalidad se hace patente, y muchas veces de manera involuntaria siempre que en el interesado se dé un factor crítico, que es la ACTITUD. Me refiero a la actitud frente a la vida en general y por supuesto frente a la búsqueda de empleo, en particular. Os puedo asegurar que con esta actitud, llegado el caso de una entrevista personal, el candidato no hará más que confirmar y consolidar de manera fluida y segura la información contenida en el documento.

Profundizando en la actitud a la que hago alusión, desgraciadamente vivimos unos momentos de extrema dificultad y no es necesario recordar las cifras de paro que minan nuestro crecimiento como Sociedad y el desarrollo profesional y personal de las personas que lo sufren. En este marco es de suma importancia que la persona desempleada sepa discernir, a la hora de buscar una solución al trance por el que está pasando, cuáles son los factores extrínsecos (que no dependen de él) para dar con la solución, y cuáles son los factores intrínsecos, esto es, los que sí dependen de él, para llegar a buen puerto. Es en este momento en donde comienza la Actitud, es decir, el dejar de ver la situación en el enfoque de “víctima”, y empezar a verlo desde el enfoque de “responsable”, lo que le permite finalmente pasar a la ACCIÓN.

Las personas que son capaces de llegar al enfoque de “responsable”, aceptando la situación que la rodea y centrándose en lo que pueden hacer para mejorarla, son capaces de actuar en consecuencia, haciendo un riguroso análisis de sí mismo y trazar un mapa (o una estrategia de búsqueda de empleo) que les acercará a su objetivo, el de encontrar trabajo o, por qué no, autoemplearse. Me gustaría recordar que en estos momentos son numerosas las personas que, a pesar de “la que está cayendo”, está creando pequeños comercios y negocios. Estas personas sin duda han pasado a la acción.

En este sentido, la persona “responsable”, focaliza la estrategia en aquello que le apasiona o le gustaría dedicarse, aquello para lo que ha estudiado o ha tenido experiencia. Esto es de suma importancia, pues le permite, de cara a elaborar el currículum, a trazar el camino y a diseñar la estrategia, el poner en valor todos aquellos aspectos, todas aquellas habilidades y competencias y todos aquellos logros que ha adquirido y desarrollado a lo largo de su trayectoria profesional y académica, y que bien podría capitalizar en el futuro empleo, esté o no relacionado con lo hecho anteriormente. Es entonces cuando la persona está preparada para afrontar el cambio y actuar.

Todo esto se transmite en el currículum y es percibido por el reclutador. Además, de cara a una entrevista de trabajo, permite al candidato transmitir la información de manera segura y fluida, tanto en su modo de comunicar, como en su argumentación y por supuesto en su comunicación no verbal.

Este es el germen de la famosa Marca Personal, la cual, una vez lograda en el 1.0, es decir, en el mundo real, puede ser perfectamente extrapolada en el mundo 2.0, lo que abre un amplio abanico de posibilidades de encontrar y generar oportunidades laborales.”

Anuncios

Autor: Antonio Guerra

Consultor de #RRHH y Empresas en @talento_local, Conocimiento, Desarrollo, PERSONAS

6 comentarios en “La búsqueda de empleo empieza con la Actitud”

  1. Muy buen artículo Antonio, como siempre. Aunque discrepo un poco sobre la importancia actual del curriculum, ya que éste es sólo una forma de contactar: la marca digital va ganando terreno cada vez más rápidamente porque permite conocer mejor a l@s candidat@s.

    Me gusta

    1. Gracias Myriam. Exacto, eso es lo que apunto al final del artículo aunque no he profundizado en ello, lo haré en una segunda parte. Sin embargo, pienso que no podrás transmitir en el 2.0 si no tienes dominado el terreno del 1.0, aspecto en el que me he enfocado en esta primera parte. Como siempre gracias por estar siempre ahí y por tus aportaciones, un saludo!

      Me gusta

  2. Muy bueno Antonio.
    He hecho muchas entrevistas y he acabado por entender que se trata de convencer a alguien (que no tiene ni idea de quien eres) de que tienes la voluntad y la capacidad de aportar cosas a una empresa con tu trabajo. De que aunque no perdonarás la nómina a fin de mes, no es la nómina lo que hace que te levantes cada día ilusionado por hacer tu trabajo mejor que ayer; sino la pasión que sientes por lo que haces. De que si apuestan por ti no te va a faltar la ilusión necesaria para avanzar cada día.
    Y todo esto en sólo unos minutos… muy difícil la cosa :o)
    Hace algún tiempo que decidí que la próxima vez que me pusiera delante de alguien con ese propósito iba a ir con parte de los deberes hechos. Empecé a escribir un blog profesional, a contribuir en redes como Linked In, Twiteer, etc. Al fin y al cabo, haciendo público lo que dices en tu post. Que yo no me amilano ante esta situación. Que he pasado a la acción, o más bien que llevo mucho tiempo en primera linea y pienso seguir ahí.
    Yo no se si eso es la marca personal o no, Antonio tu que sabes mucho de esto y podrás decírmelo, pero te aseguro noto la diferencia. De presentarme y enviar CV (normalmente sin tan siquiera un “gracias por tu CV” como respuesta) a que ya son varios los reclutadores que han contactado conmigo para que le envíe mi CV por que “han visto mi perfil de LinkedIn y les parece interesante y podrían tener algo que me interesara” dicen.
    Quizá efectivamente les parezca interesante mi CV, pero soy consciente que no han llegado a él por casualidad, sino atraídos por el movimiento, por las ganas y el cuidado a los detalles que pongo en cada cosa que publico.
    Así que suscribo todas y cada una de las ideas que has expuesto en este post. Buen trabajo, como siempre Antonio.
    Un abrazo

    Me gusta

    1. En efecto Miguel eso es Marca Personal, no te limitas a buscar, si no que actúas para hacerte ver, de ahí las llamadas recibidas. Eso es ponerse en valor y pasar a la acción, no asegura un puesto de trabajo pero amplia las probabilidades y personalmente refuerza la confianza, algo básico. Muchas gracias por tu comentario y un fuerte abrazo!

      Me gusta

  3. Enhorabuena por el artículo!!
    Efectivamente la búsqueda de empleo empieza con la actitud. Una actitud positiva, que va de la mano de la constancia y persistencia hacia aquello que estamos dispuestos a conseguir. Una actitud que permite a la mente a ver las cosas desde distintas perspectivas.Una actitud que te proporciona un espíritu de lucha hacia la meta que estás dispuesto a conseguir.
    Mirando hacia adelante, aprendiendo de los errores y decepciones, y sobre todo no dejando nunca de avanzar hacia nuestros objetivos. Tú que me conoces, sabes que soy toda pro-actividad, en búsqueda de nuevas alternativas,recursos y medios que me acerquen a mi objetivo profesional y así voy a seguir hasta conseguirlo. Cualquier idea es buena, “si no lo intentas no sabrás si merecerá la pena o no intentarlo·. Nada ni nadie me va a parar para conseguir lo que quiero. Esta es la actitud que hay que mantener en todo el proceso de búsqueda.
    La actitud: “Es como el motor de un coche,que cuando se pone en marcha, nos mueve hacia la consecución de una meta y no va a parar hasta llegar a su destino”.
    Saludos.

    Me gusta

    1. Muchas gracias Pili, desde luego tú eres un claro ejemplo de una muy buena actitud para afrontar este período. Aparte del retorno personal que tiene esta actitud en la autoestima y confianza en uno mismo, sin duda reportará resultados encontrando un nuevo empleo. ¡Muchos besos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s