Demostrar tus competencias es conocerte a ti mismo

Comparto con vosotros el artículo que escribí sobre las Competencias en el Mercado Laboral actual y que fue publicado el pasado día 6 de noviembre en la newsletter de CoachMinds, empresa consultora para la que colaboro como Delegado en Andalucía Oriental (Málaga). Espero que os guste. Al final del artículo os dejo el enlace a la newsletter, os invito a leerla y a suscribiros en ella.

“Hace muchos años las ofertas de empleo basaban sus perfiles en meros datos académicos y curriculares, como la posesión de un determinado título o una experiencia en años en un determinado puesto y/o funciones. Esto ya no es así, ya no basta. Las nuevas reglas del juego en el Mercado Laboral actual hacen especial incidencia en las capacidades o habilidades que una persona debe tener para ocupar un puesto de trabajo y, además, debe demostrarlas con hechos. Estas capacidades o habilidades se resumen en un concepto que se ha introducido y consolidado en la Gestión de Personas en la gran mayoría de las empresas; son las llamadas COMPETENCIAS.

Existen muchas definiciones de Competencia, pero podríamos resumir su significado, en el ámbito laboral, como el conjunto de habilidades, conocimientos y destrezas que posee una persona o profesional, aplicándolas en el ejercicio de sus funciones.

De esta manera, las empresas han ido elaborando su propio catálogo de competencias, tanto genéricas (competencias que debe tener todo empleado de su Compañía), como específicas de cada puesto, esto es, competencias relevantes para un correcto desempeño de las funciones de un puesto de trabajo determinado, como podría ser la de Orientación al Cliente en un puesto comercial. Este hecho ha tenido como consecuencia la introducción de las competencias en los profesiogramas o descripciones de puestos, convirtiéndose en un aspecto relevante a la hora de superar un proceso de selección.

Además, las competencias, se han introducido también en todo los procesos de la función de Recursos Humanos, de esta manera, además de ser exigidas en un proceso de selección, pueden ser medidas en una Evaluación del Desempeño o desarrolladas en un Plan de Formación, incluso puestas en relieve en un proceso de Coaching Profesional.

De este último párrafo se entresacan dos aspectos fundamentales en las competencias, y es que éstas deben ser medibles y, además, deben ser susceptibles de mejora o desarrollo. Estos aspectos son cruciales en el Mercado Laboral actual y están cobrando una importancia muy relevante tras la eclosión del 2.0. siendo imprescindibles en las estrategias de búsqueda de empleo. El Social media se ha convertido, para los que buscan empleo o están creando un proyecto personal, en una plataforma ideal para demostrar su nivel de desarrollo en las competencias, ya sea a través de un Blog, por los contenidos que desarrolla en el mismo, ya sea en las Redes Sociales, por los contenidos que comparte y la comunidad que crea en torno a sí, y en el Networking, como vehículo clave para la desvirtualización de sus habilidades y conocimientos. Esto es lo que conocemos hoy en día como “Marca Personal”. En resumen, mientras hace pocos años los procesos de selección comenzaban en una primera llamada telefónica, en la actualidad el manejo del 2.0 es de por sí un proceso de selección constante en el que los profesionales están enviando mensajes subliminales sobre su nivel competencial, labrándose con ello una reputación y en definitiva, una candidatura. Claro que, como decía antes, es importante que esto no se quede en el 2.0, si no que se dervirtualice en un Networking o, llegado el caso, en un proceso de selección, a través de la entrevista. Por ello es importante, antes de nada, hacer un ejercicio de autoconocimiento, bien con uno mismo, bien apoyándose en un profesional a través del Coaching, para detectar cuáles son tus competencias más relevantes y aquéllas que debes desarrollar en línea al objetivo final que te hayas planteado, como aspirar a un puesto de trabajo. Conocerte a ti mismo se convierte por tanto en el auténtico punto de partida, a partir del cual debes desplegar toda tu estrategia de “venta”.

Antes hablábamos de los dos aspectos fundamentales que deben tener las competencias:

1. Deben ser medibles: Actualmente todas las empresas que han introducido la Gestión por Competencias en sus procesos de Recursos Humanos, cuentan con instrumentos para medir el grado de desarrollo de las competencias relevantes para un puesto de trabajo, es lo que se llama la Evaluación del Desempeño. En este sentido, desde el momento de la entrevista de trabajo ya están preguntando acerca de esto. Este grado de cumplimiento se demuestra con hechos concretos, con conductas, y han de ser demostradas desde el “Yo”, siguiendo la siguiente estructura:

“Qué hice – cómo lo hice – qué resultados obtuve”

Como se puede entender, el exponer tu grado de cumplimiento de una competencia exige un ejercicio de reflexión intenso, llegando al pleno autoconocimiento, de esta manera tu argumentación será fiable, segura y sin trabas, dando una imagen de integridad y coherencia en tu exposición.

2. Deben ser susceptibles de mejora y desarrollo: Como no podría ser de otra manera, las empresas cuentan también con instrumentos internos en sus procesos para el desarrollo de las competencias, en base a una línea estratégica planteada. Normalmente estos instrumentos suelen ser acciones formativas, reuniones de seguimiento y últimamente sesiones de Coaching Individual o de Equipos, herramienta muy útil para la consecución de la mejora del desempeño. En resumen, ya no se trata sólo de demostrar que cumples los mínimos para el ejercicio de una competencia, sino que se hace hincapié en la disponibilidad para mejorar aquellas que se consideren claves para el desempeño de un puesto de trabajo o para el crecimiento de un equipo de trabajo. Es aquí donde la “Actitud” juega un papel preponderante. Esta actitud de mejora, de aprendizaje y de superación debe hacerse patente desde antes de participar en un proceso de selección, es decir, desde la creación de una marca personal, en todas tus interacciones con tu público objetivo. Volvemos a lo de antes, sin el autoconocimiento difícilmente podrás mostrar esa actitud tan demandada en el Mercado Laboral actual.

En definitiva, vivimos en una época en la que la concepción del colectivo no se entiende sin el desarrollo del individuo, lo que tiene su consecuencia en los cada vez más altos niveles de competitividad y de exigencia del Mercado Laboral. Para ello es imprescindible el autoconocimiento, el saber y exponer con claridad cuál es tu valor diferencial , en qué aportas valor añadido, en qué puedes mejorar, ya no sólo para beneficio propio, si no para beneficio de un colectivo, ya sea un equipo de trabajo, ya sea una Compañía, ya sea la propia Sociedad. ¿Y tú, te conoces?”

El enlace a la newsletter de CoachMinds es:

http://eepurl.com/Ij9Kz

Anuncios

Autor: Antonio Guerra

Consultor de #RRHH y Empresas en @talento_local, Conocimiento, Desarrollo, PERSONAS

2 comentarios en “Demostrar tus competencias es conocerte a ti mismo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s